Obispo asegura «República Dominicana vive de la competencia política»

Redacción: Fuente Externa
Obispo

El obispo de la diócesis de La Altagracia, monseñor Jesús Castro Marte, manifestó que estamos viviendo en un mundo de las opiniones y de la cobardía.

«A veces uno hace juicio de personas sin tener una prueba, sin tener ningún dato, para sacar provecho social, político o engrandecerse y eso no es correcto para un buen ciudadano», apuntó.

Explicó que un buen ciudadano debe limpiar su interior, tener un comportamiento correcto, ser persona con un sentido de civismo, de entrega frente a la sociedad para decirle a la comunidad lo que hay que hacer.

Manifestó que si no se vive con ética y con un comportamiento serio frente a la sociedad, no se puede estar dando opiniones destruyendo al otro.

Asuntó que lo más fuerte es que esto se da, en la ciencia más pura, la más noble, en la ciencia que no tiene muchos cuestionamientos, que es la ciencia política.

Reveló que la República Dominicana vive de la competencia política, de la competencia del béisbol y de otras competencias y eso hay que hacerlo con ética.

«Eso hay que hacerlo con ética, no con estrechez de pensamientos, con rigidez frente al otro sin tener pruebas, simplemente condenar al otro, hacerle daño con informaciones falsas; mentalidad que empobrece más a quien la práctica», explicó.

En otro orden, exteriorizó que el país es el maestro que le enseña a la población a comportarse frente a las realidades sociales, económicas y a las limitaciones.

Sostuvo que celebración el día de la patria, es muestra de que los patricios no estuvieron ciegos frente a la realidad, a las situaciones, a la necesidad de liberación.

Argumentó que la libertad del pueblo Domiciano fue posible porque los patricios dejaron atrás el capricho, el egoísmo personal, el resentimiento, el odio, el partidismo y pensaron en la República Dominicana libre e independiente, que así fue como se comenzó a hacer patria.

«Pero cuando uno comienza a fragmentar la vida de un país, uno se convierte en ciego y, por eso, cuando se va actuando con ceguera frente a la sensibilidad, frente al dinero, el poder lo va dejando ciego y uno se deja guiar y conducir de los ciegos contemporáneos, que se meten en el accionar de la vida», asuntó.

Estas declaraciones las ofreció el religioso durante la homilía celebrada en la basílica Nuestra Señora de La Altagracia, al celebrarse los 178 años de la Independencia Nacional.

Fuente.

Compartir
0 Comentario

You may also like